robledo

Preguntado por robledo

Padre de hija bipolar (14 años)
Hemos mejorado bastante el ánimo, ya no hay la depresión de los meses de diciembre, enero, febrero; aunque falta mucho para alcanzar esa estabilidad que le lleve a manejar las formas en la mesa, en el hablar (ciertas expresiones malsonantes), en la presencia física (dejadez por la limpieza de la ropa)... cierta irritabilidad -sobre todo si se le reindican las formas inconvenientes de actuar-, ganas de ver TV y juegos ridículos de ordenador (acertijos...) que antes no tenía. De ningún modo hay ganas de estudiar -yo creo que concentración- y sus exámenes son hojas en blanco... cierto que en ningún momento -excepto los días altos de manía- ha dejado de ir a su instituto. Yo no estoy tan preocupado como pensaba ante las malísimas notas de la hija, entiendo que todo se debe a esta enfermedad que tiene síntomas tan preocupantes, me preocupa el bienestar actual de mi hija más que cualquier otra cosa...
Podría decirme alguna persona del foro cómo recuperó las ganas de estudiar tras sufrir un episodio "manía-depresión" (el primero que nosotros- sus padres- hemos notado para que le atendiera un psiquiatra) o si no las recuperó, o si cuando tomó litio las actitudes cambiaron (-mi hija está medicada con seroquel 400, a la espera de ajustar medicaciones), y si es conocedor del sistema educativo actual por dónde se derivó (integración, diversificación, ESO normalizada...) Estoy hablando de una muchacha de 14 años y medio, bastante buena (notable-sobresaliente) antes del brote maniaco. Actualmente la "moralina" de los discursos que hablan del futuro no nos sirve, ni tampoco queremos "agobiarla" con insistencia temerosos de crearle intranquilidad y que aparezcan otra vez los síntomas más graves de la enfermedad.
Podría alguien indicarme detalles sobre este tema, incluso desde el punto de vista psiquiátrico

Respuestas

robledo
robledo respondió:

Agradezco, Cristina, que hayas contestado un correo que puse hace unos meses, signo de que estamos interesados en ayudar a quienes nos manejamos en este foro.
Tu respuesta me resulta muy valiosa, como en su día las de Anke, Neueters o Vicenvas5. Actualmente Inés toma sólo un antisicótico (Seroquel-Prolong -400-), su único medicamento, y salvo en las primeras horas de la mañana, en las que está muy irritable, el resto del día se defiende bien, sobre todo en las horas de la tarde ("¿Alguna persona del foro siente estos cambios de irritabilidad conforme avanza el día?").
El curso de 3º de ESO acabó con dos suspensos: uno, lengua, que aprobó en la extraordinaria con un 9, tuvo un chispazo de emoción por ver que pasaba de curso y pudo con La Celestina y El Conde Lucanor...; otro, física y química, pero aquí no quisó saber nada del litio y sus valencias y no se presentó, la tiene pendiente para el próximo curso.
El profesorado que no pudo imaginar ni "asumir" el cambio sufrido por Inés, ese paso del notable-sobresaliente a la apatía y el desorden, fue muy benevolente con ella en alguna materia. Para el año siguiente le han aconsejado "francés, latín y música", no son materias en principio difíciles, no era la idea que ella tenía hace un año, pero ya veremos. Lo primero es que vuelva la normalidad en su relación con el estudio y no lo tome ni desde la manía ni desde la depresión, que vuelva a escribir en cuadernos diariamente, que tome apuntes, que se ordene las actividades diarias... que esté tranquila y a gusto.
Este mes de julio va a una academia de 9 a 12, ¡y eso que levantarse a las ocho le cuesta!, en parte para que no se quede sola en casa y en parte por repasar lengua, física y mates. No lo está haciendo mal, incluso por la tarde, después de la siesta estudia dos horas y a las siete se va a nadar, que ha vuelto a ser el deporte en el que siente a gusto: largos y largos de piscina a braza, crols, mariposa... A veces hasta siento algún temor pensado que pueda caer en exceso de actividad y sea síntoma de algo peor
Hay detalles en tu correo que hoy me inquietan de Inés, por ejemplo cuando citas el tema de la organización y el orden, creo que son los dos rasgos de Inés que si no recupera pueden convertirse en impedimentos serios para normalizar su vida, y por supuesto el estudio. Le pregunté este asunto al psiquiatra y me dijo que era un reflejo del desorden mental interior que en este momento tenía Inés y que se reflejaba en el exterior. El comportamiento de tu madre, Cristina, es idéntico al que mantenemos mi esposa y yo... que le vamos a hacer somos unos "cansinos".
Por supuesto, Cristina, no queremos agobiar a Inés, y eso que a veces se pone muy irritable por tonterías sin sentido, queremos que lleve una vida tranquila.
Agradezco tu carta, primero por haber tenido la disposición de contestar, también por haber dejado algo de tu persona para que todos lo leamos, y por supuesto por exponer tu "caso" que entiendes -y yo así lo creo- puede ser muy parecido al de mi hija, y por los ánimos que ofreces, si no te importa Cristina, me gustaría que siguieramos nuestros correos por si pudiésemos "echarnos una mano". Gracias (14-Julio-2011)

Cristina20
Cristina20 respondió:

Hola, el caso de tu hija me recuerda bastante al mio, yo tambien era una chica de sobresalientes y notables en el instituto, y actualmente me quedan dos asignaturas para terminar mi diplomatura, no te preocupes, seguro que vuelve a su linea, o por lo menos va aprobando. No se si esto le habra pasado a mucho gente, pero las veces que yo he tenido que compaginar antipsicoticos con estudios ha sido verdaderamente horrible. Cuando he tomado antipsicoticos me ha costado muchisimo estudiar, por no decir que me ha sido imposible. No es una cuestion de desgana, que tambien, en mi caso se me hacia imposible, no podia memorizar, ni comprender bien, y acabe tomandole miedo a estudiar, al dejar los antisicoticos he podido seguir mis estudios con toda normalidad. Recuerdo que me matricule en Derecho, y al empezar el curso fue cuando tuve mi brote psicotico, los meses posteriores mi madre no dejaba de insistirme y regañarme para que estudiase desde casa, pero era incapaz de procesar y memorizar un solo parrafo, lo cual es realmente frustrante. Una de mis depresiones fue a causa de esto, con los antisicoticos para mi ir a la facultad era una infierno, me agobiaba, no me enteraba, y esto hizo que me sintiese una inutil, con el tiempo aprendes que no eras tu, que era tu enfermadad la que te impedia alcanzar los niveles de rendimiento normal. Con todo esto mi consejo es que no la agobies, que la dejeis descansar, distraer su mente con lo que a ella le guste... No se si tu hija tendra que tomar antipsicoticos por mucho tiempo, si es asi... a mi el abylifi a dosis bajitas me iba bien para estudiar, eso si, a dosis bajitas, me hacia incluso estar mas organizada y ordenada. Un saludo espero haber servido de ayuda y un abrazo muy grande a tu hija, dile que no pierna la esperanza, que si alguna ventaja tiene empezar a sentirse mal desde pequeña es que tienes mas tiempo para ir conociendote y controlandote para poder llevar una vida "adulta" normal.

anke
anke respondió:

Hola Javierfc,
Imagino que es muy duro a esa edad, se mezcla la enfermedad con la edad del pavo... y debe de ser un lío.
Yo tengo 24 años. Tuve el episodio maníaco en enero del año pasado, cuando estaba terminando la carrera. Sólo me quedaban 2 asignaturas. En febrero venían los exámenes y evidentemente lo suspendí todo. Estuve deprimida hasta el verano. También pasé mucho tiempo encerrada en casa haciendo sudokus. Luego poco a poco fui mejorando, pero en septiembre no tenía ningunas ganas de volver a matricularme y terminar la carrera. Entonces mi madre estuvo metiendo presión hasta que no quedó más remedio que volver a matricularme. Y ahora me siento feliz porque voy aprobando y si todo va bien en junio ya habré terminado.

Podría decirte que las ganas de estudiar las fui recuperando sobre la marcha. Había una cosa que yo sabía y es que era capaz de aprobar. Sólo que el diagnóstico fue una bofetada: tenía que volver a saber quien era yo, a asimilar las cosas, a enfrentarme con el mundo... Mi consejo es que le hagáis ver a vuestra hija lo mucho que vale, que con esas notas seguro que es muy inteligente, y que tiene que aprovecharlo. Me imagino que ya lo estáis haciendo pero me refiero a que no le habléis en futuro sino en presente.

Con esas notas me permito decir que no creo que sean necesarias ni la integración ni la diversificación, pues en la primera se podría sentir todavía más bicho raro y en la segunda se aburriría porque el nivel le sería demasiado bajo. ¿Habéis planteado la opción de que tomara clases de recuperación en casa algún día a la semana? Es algo que hacen muchos chavales de su edad. Pienso que le podría servir porque la ayudaría a recuperar el hábito de estudio, y además podría ayudarla a trabajar su parte social, tanto los buenos modales como el cuidado personal.

Pase lo que pase seguro que la depresión acabará desapareciendo y ella misma verá lo que vale.
Os deseo lo mejor.

neueters
neueters respondió:

Hola, los usuarios podemos darte ánimos...
Ojalá tu hija sintiera interés por entrar aquí y charlar con nosotros.
Yo también tuve una época "rebelde" en el instituto (aunque por lo que cuentas no tan grave) y ahora soy "mujer de provecho". Precisamente el otro día pasé por allí y los profes están encantados pues les he comentado de mis actividades por internet y en la Asociación en la que participo...
Un saludo,
n

vicenvas5
vicenvas5 respondió:

Hola javierfc :me alegro de la mejora de tu hija , estais muy acertados en cuanto a lo referente de la concentracion , ya que quizas sea lo que mas tiempo llebe . Yo , os diria que no forceis la cuestion , como siempre digo es cuestion de tiempo y visto el progreso en ella mas confianza teneis tener . El progreso en esta enfermedad es lento e individual , nadie sabe cuando y como , pero siendo una persona tan joven y diagnosticada tan pronto es una buena señal para su pronta recuperacion ,pero no tengais prisa , con tiempo que es de lo que se trata seguro que conseguira el equilibrio y concentracion que cualquier persona en el mismo estado desea incluso cuando no se es muy consciente de lo que a uno le esta sucediendo.

Suerte , paciencia y saludos .

powered by vivu.es

Las respuestas e información reflejada en esta web son conclusiones propias de sus autores y en ningún caso sustituyen al consejo de su médico. Consulte urgentemente con su médico ante cualquier empeoramiento de su salud. Ante una emergencia llame al 112.

Sólo su médico puede prescribirle tratamientos con medicamentos, siendo su tratamiento único y personal pudiendo no ser adecuado para otro paciente con los mismos síntomas.

Cualquier fármaco mencionado en cualquier sección de esta web debe ser prescrito y utilizado de acuerdo con su ficha técnica autorizada.

El servicio del sitio web puede verse interrumpido temporal o definitivamente si no se cumplen los objetivos para el que fue creado tal y como se expone en la sección
Condiciones de Uso.